Los campeones de la Liga Nacional llegan a la Serie Mundial con un staff de abridores que mete miedo y que acabaron en tan sólo cuatro partidos con los Cardenales de San Luis

Houston.- Los Nacionales de Washington se han convertido en el equipo sorpresa que a partir del martes, en el Minute Maid Park de Houston, comenzarán su andadura en la primera Serie Mundial de su historia cuando se enfrenten al equipo local de los Astros y lo harán gracias al cuadro de lanzadores, que impresiona.

Sin ellos no hubiese sido posible que superasen a rivales como los Cerveceros de Milwaukee, en el partido de comodín de la Liga Nacional, a los Dodgers de Los Angeles en la Serie Divisional y a los Cardenales de San Luis en la de Campeonato del Viejo Circuito.

Ahora ante los Astros tendrán el mismo potencial con Max Scherzer, Stephen Strasburg, el venezolano Aníbal Sánchez y el zurdo Patrick Corbin.

Scherzer será el elegido para el primer partido de la serie al mejor de siete que se va a disputar el parte y en el que tendrá de rival al que se piensa es el mejor lanzador que hay actualmente en las Grandes Ligas, el también derecho Gerrit Cole, el estelar de los Astros.

Luego el duelo estará entre otros dos derechos, Justin Verlander por los Astros y Strasburg por los Nacionales, lo que significa que el "Clásico de Otoño" tendrá una gran parte de protagonismo y definición desde el montículo, con una competición que tal vez se convierta en algo memorable.

"Conozco a unos cuantos de los muchachos en su rotación y personalmente estoy entusiasmado de que hayan llegado a la Serie Mundial, y todavía más motivado de poderme enfrentar a ellos", destacó Cole tras haber eliminado los Astros a los Yanquis de Nueva York (4-2) en la Serie de Campeoanto de la Liga Americana.

Además, la serie también se iniciará con una anécdota de que ambos equipos comparten el mismo complejo de entrenamientos en la primavera y se enfrentaron al arrancar la pretemporada en febrero cuando Scherzer cedió jonrón al primer bateador del partido.

Ahora, ocho meses más tarde, se enfrenten en serio, con los Astros como el mejor equipo de la temporada al lograr 107 victorias que buscan su segundo título de la Serie Mundial en tres años.

Mientras que los Nacionales debutan en el "Clásico de Otoño" convertidos en equipo revelación de los playoffs, ya que para nada entraban en los pronósticos ni de tan siquiera llegar a la postemporada.

De ahí que los Astros parten como favoritos al título con marca de 2-1 en las apuestas, siempre que sus abridores, incluido Zack Greinke también lancen muy bien como reconoció el piloto del equipo de Houston, AJ Hinch, quien también confía en el poderoso grupo de relevistas que tiene en el bullpen.

Pero tampoco se podrá olvidar a la ofensiva de ambos equipos con el segunda base venezolano José Altuve como Jugador Más Valioso (MVP) de la Serie de Campeonato por los Astros y el houstoniano Anthony Rendón por los Nacionales por los Nacionales.

Rendón es aspirante al premio de MVP de la Liga Nacional, mientras que los Astros tendrán al tercera base Alex Bregman, en la misma posición en la Americana, sin olvidar a los torpederos Trea Turner, de Washington, y al boricua Carlos Correa, de Houston.

También contarán ambos equipos con novatos brillantes y estelares como son el dominicano Juan Soto por los Nacionales y el cubano Yordan Álvarez, la gran revelación de los Astros.

Los Nacionales habrán tenido una semana de descanso entre partidos, mientras que los Astros solamente dos días libres.

El año pasado, los Medias Rojas de Boston tenían dos días más de descanso que los Dodgers a los que vencieron, pero antes de eso, los últimos nueve campeones fueron los equipos con menos descanso.

Martínez considera que el descanso le ha venido muy bien a algunos jugadores que necesitaban hacerlo y recuperarse lesiones menores que arrastraban.

También los caminos para llegar a la Serie Mundial fueron diferentes, el equipo de Houston, que comenzó en la Liga Nacional como los Colt .45s en 1962, siempre lo tuvo muy difícil.

Tras vencer al comodín, los Rays de Tampa Bay, en el partido decisivo de la Serie Divisional y luego a los poderosos Yanquis que eliminaron en el sexto de la Serie de Campeonato con el jonrón de dos carreras de Altuve en el noveno episodio.

Los Nacionales, que llegaron a las mayores como los Expos de Montreal en 1969, tras quedarse sin toletero estelar Bryce Harper, se fue con los Filis de Filadelfia, estaban apenas 19-31 en mayo.

El mal arranque generó conjeturas sobre un posible despido del piloto puertorriqueño Dave Martínez y el traspaso de estrellas a mediados de campaña.

Pero los Nacionales se recuperaron. Se ganaron un puesto en los playoffs y con sus abridores estelares y hazañas individuales de bateo por parte del segunda base Howie Kendrick han conseguido que la capital de la nación sea sede de su primera Serie Mundial desde que los Senadores jugaron en 1933.

Template by JoomlaShine